Nación

El Gobierno creó la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados

El organismo tendrá a su cargo las medidas para garantizar la seguridad de quienes colaboren en ciertos casos judiciales.

Finalmente, tal como tenía previsto llevar a cabo antes del traspaso de mando, el Gobierno creó este viernes la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados.

La decisión se hizo efectiva a partir de la publicación del Decreto 795/2019 en el Boletín Oficial, en la que se explica que la misma será dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y estará a cargo de garantizar la seguridad de quienes colaboren “de modo trascendente y eficiente en una investigación judicial de competencia federal”.

“Créase la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados destinada a la ejecución de las medidas que preserven la seguridad de imputados y testigos que se encontraren en una situación de peligro para su vida o integridad física, que hubieran colaborado de modo trascendente y eficiente en una investigación judicial de competencia federal», señala el primer artículo del Decreto.

El documento fue firmado por el presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Oscar Aguad (Defensa), Germán Garavano (Justicia), Patricia Bullrich (Seguridad), Carolina Stanley (Salud y Desarrollo Social), Guillermo Dietrich (Transporte), Alejandro Finocchiaro (Educación), Dante Sica (Producción y Trabajo) y Hernán Lacunza (Hacienda); el secretario Luis Miguel Etchevehere (Agricultura, Ganadería y Pesca), y el canciller, Jorge Faurie.

Entre otras cuestiones, esta Agencia deberá ordenar y hacer cumplir ciertas “medidas especiales de protección”, esto es, incluir desde la custodia personal hasta el cambio de domicilio y la entrega de una identidad falsa para los sujetos que ayuden en determinadas investigaciones.

El organismo reemplazará el Programa Nacional que ya se encarga de administrar este tipo de casos y que, hasta tanto se elijan las nuevas autoridades, continuará al mando de los trámites pendientes. Según detalla Infobae, los cambios efectuado no conlleva un acuerdo entre la actual administración de Cambiemos y el Gobierno entrante de Alberto Fernández.

El organismo podrá intervenir en las causas referidas a “delitos previstos por los artículos 142 bis y 170 del Código Penal” y en la ley N° 23.737, que hacen referencia a aquellos relacionados con la privación ilegítima de la libertad, extorsión y hechos contra la salud pública, respectivamente. También actuará “cuando se tratare de delitos vinculados con la delincuencia organizada o de violencia institucional y la trascendencia e interés político criminal de la investigación lo hagan aconsejable”.

La Agencia será presidida por un director nacional propuesto por el Ministerio de Justicia y elegido por el Poder Ejecutivo Nacional. También contará con un Consejo Consultivo, cuyo titular será el mismo que el de la Cámara Federal de Casación Penal. Estará integrado por el procurador general y el secretario de Seguridad o funcionarios que ellos designen para tal efecto.

Este Consejo “se reunirá una vez por mes” para tratar los reclamos de testigos e imputados incluidos en el sistema de protección. Quienes participen de esos encuentros, “estén presentes o conozcan de ellos deberán guardar absoluta reserva y confidencialidad” de los temas que se debatieron.

PUBLICACIONES RELACIONADAS
El Gobierno admitió que no retrotraerán los aumentos en las boletas
Macri renovó la sintonía con el campo en Expoagro
Planean nuevos aumentos en el gas para octubre y enero

Deje su comentario

*